“La recomendación algorítmica no reta al usuario sino lo retroalimenta”, entrevista con Jaume Ripoll (Cofundador de Filmin y Director Editorial y de Desarrollo)

Fundada hace 10 años en Barcelona, ls travesía de Filmin ha sido complicada, como en la mayoría de startups. Durante estos años ha luchado contra competidores internacionales y nacionales desde el principio, así como contra los propios hábitos de la población, nada acostumbrada a pagar por un servicio de vídeo bajo demanda o en streaming en 2008, época en la que era más habitual visitar Megaupload. A pesar de lo que pudiera perverse, la llegada de Netflix, el gran referente mundial del sector, y la aparición de otras plataformas similares como HBO o Yomvi, no han mermado su progresión si no todo lo contrario.

El próximo 29 de noviembre, dentro del ciclo de charlas organizado por Emprenbit, Tramuntana Tech Talks, Jaume Ripoll, mallorquín y uno de los cofundadores de Filmin, hará un repaso a la trayectoria de la plataforma y hablará de los mecanismos de recomendación de contenido que utiliza.

Al igual que hicimos hace unas semanas con Helena Torras, aprovechamos esta visita para charlar con él.

Entrevista con Jaume Ripoll, cofundador de Filmin y Director Editorial y de Desarrollo

 

Pregunta: Filmin celebra este año su 10º aniversario, sin duda una de las empresas veteranas europeas del VOD (Video On Demand), creadas en España sin ir más lejos había varias como Youzee o Wuaki además de Filmin. ¿Cómo recuerdas aquellos inicios, visto con perspectiva cuáles fueron las mayores dificultades? Suponemos que un gran esfuerzo debía ser ayudar a las personas a cambiar su mentalidad en cierto modo.

Respuesta: Sin duda, Filmin nació en 2006 aunque fue en 2008 cuando lanzamos la primera versión de la plataforma, radicalmente distinta a la que tenemos hoy. En esos años no había referentes (Netflix, por ejemplo, estaba aún en el negocio del dvd por correo o iTunes solo vendía álbumes), no había tecnología suficiente (ancho de banda, tarjetas gráficas potentes), ni la costumbre entre los productores y distribuidores (para ceder sus derechos) ni de los espectadores para pagar por los mismos.

En este escenario te diré que los primeros años fueron difíciles pero fascinantes. Era un mundo que empezaba pero quienes hacíamos Filmin teníamos la convicción que ese mundo iba a acabar formándose, que los proveedores cederían sus títulos, el ancho de banda sería suficiente y los espectadores serían capaces de pagar. Hoy el condicional ya no es tal, hoy el futuro ha llegado…aunque con algún instante de retraso.

Y sí, son muchas las plataformas consumidas en el fulgor de la juventud del negocio. Hoy el escenario está atomizado y polarizado y en él encontramos grandes plataformas internacionales y una compañía nacional como Filmin, con una apuesta muy clara de diferenciación.

“La recomendación algorítmica no reta al usuario sino lo retroalimenta.”

 

P: Eran también años convulsos para los derechos de autor, ni tan siquiera Spotify estaba aún accesible aquí, ¿fue difícil lidiar con este tema?

R: Más que derechos de autor, derechos a secas. Es decir, lo complejo fue convencer a productores y creadores nacionales e internacionales para que nos cediesen sus títulos. Aún así, diré que la respuesta de la industria nacional fue mucho más ágil y entusiasta que la de otros países de la UE. Filmin es una compañía creada por distribuidores y productores nacionales; es decir, gente que hace 12 años apostó por invertir mucho dinero en una compañía como esta. Gracias a ellos y también a la Unión Europea, que apostó decididamente por el video on demand, hoy Filmin está en la posición en la que está.

P: Diez años después, Filmin ronda los 350.000 usuarios (según algunos artículos publicados) en un mercado en el que hay competidores multinacionales con unas impresionantes inyecciones de capital detrás, ¿cuáles crees que son algunos de los secretos para mantenerse tanto tiempo en una posición relevante? ¿Contar con una línea editorial marca mucho la diferencia?

R: Bueno, los datos de usuarios no los hemos hechos públicos. En cualquier caso sí diré que el crecimiento que estamos viviendo es extraordinario y los motivos para el mismo son varios: más público que paga por ver películas y series online (gracias, no hay duda, a la inercia positiva de NetflixI), un catálogo más variado y profundo que el de cualquiera de nuestros competidores, un equipo editorial capaz de proponer rutas excitantes al espectador en las que descubrir nuevos títulos y una tecnología estable que garantiza visionados en alta calidad.

“Cuando lanzamos la primera versión no había referentes y la tecnología era insuficiente.”

 

P: Cuando vemos un vídeo en Youtube, reproducimos una canción en Spotify o incluso cuando descargamos una app en un teléfono Android podemos ver el número de usuarios que lo han hecho antes, ¿por qué no es habitual que eso mismo suceda en el sector del VOD?

R: Porque los grandes operadores no dan los datos y sin ellos, poco sentido tiene que los pequeños los aportemos. Así pues, en este caso les invitamos a ellos a abrir camino.

P: Arrancasteis con el apoyo de varias productoras importantes pero con poco capital para lo que supone un proyecto de este tipo, ¿cómo ha sido la evolución de vuestro producto?

R: Hemos sido pioneros a muchos niveles. Filmin fue la primera compañía de cine en tener una app en iPhone, luego otra en iPad, luego otra en Apple Tv. Asimismo hemos sido pioneros en nuestro país en ofrecer series en Internet (incluso antes de su emisión en abierto, “ Cuéntame”), en estrenos simultáneos en cine y online (“Carmina o revienta”), festivales innovadores como Atlàntida Film Fest o  producción propia (“Barcelona, nit d’hivern” o más recientemente “Samantha Hudson”).

El brutal esfuerzo de todo el equipo y la confianza de los socios y de la Unión Europea nos han permitido arriesgar y seguir innovando toda esta década.

A nivel tecnológico, vamos por la 4ª iteración de Filmin en web y la 3ª en Smart Tv, tablet y móviles. El equipo de desarrollo de todas ellas es in house.

“Tecnológicamente hemos sido pioneros a muchos niveles.”

 

P: Por lo que se intuye del título, tu charla tratará al menos en parte sobre las recomendaciones algorítmicas, algo omnipresente hoy en el mundo de los productos tecnológicos: los feeds de Facebook e Instagram, Youtube, el Discover Weekly de Spotify … ¿Cómo funciona Filmin en ese sentido, servís contenido basándoos en la actividad del usuario?

R: Exacto, la charla versará sobre El Filtro Burbuja; síndrome según el cual la recomendación algorítmica no reta al usuario sino lo retroalimenta. En Filmin tenemos diferentes mecanismos de recomendación: algorítimica, editorial, social, crítica y numérica. De todas ellas hablaré el próximo jueves.

P: En este aspecto siempre observo que las personas que me conocen siempre me hacen mejores recomendaciones que los algoritmos de estos servicios, ¿crees que llegará un día en el que esto no sea así?

R: No, por mucho que algunos popes de la disrupción se empeñen en afirmar lo contrario, los humanos siempre recomendarán mejor (películas, libros, música) que las máquinas.

Muchas gracias por la charla Jaume, nos vemos el próximo día 29 en ParcBit.

Foto: UOC

Una respuesta a ““La recomendación algorítmica no reta al usuario sino lo retroalimenta”, entrevista con Jaume Ripoll (Cofundador de Filmin y Director Editorial y de Desarrollo)”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *